SmartFES: la neuroprótesis penquista que busca conquistar Chile y el mundo ayudando a pacientes con pie caído - C Mas
Inicio / Innovación / SmartFES: la neuroprótesis penquista que busca conquistar Chile y el mundo ayudando a pacientes con pie caído

SmartFES: la neuroprótesis penquista que busca conquistar Chile y el mundo ayudando a pacientes con pie caído

Cmas
18 noviembre, 2019

Cada año en Chile 25 mil personas sufren de accidentes cerebrovasculares, donde 1/3 de ellos tienen como secuela la parálisis de algunas de sus extremidades, provocando lo que se conoce como “pie caído”, donde la persona no puede o se le dificulta levantar la punta del pie.

Este problema provoca que quienes lo padecen tenga mayor probabilidad de caídas, cansancio, debilidad y disminución en la velocidad de la marcha, lo que se extiende de por vida, ya que esta afectación no se puede sanar.

Frente a esto y con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes, es que el año 2011 Francisco Saavedra y Pablo Aqueveque comenzaron con la idea de lo que hoy es SmartFES. “Después de haber trabajado en varios prototipos, finalmente en 2017 salió a etapa comercial”, detalla Benjamín Germany, gerente comercial del proyecto en entrevista con Cmas.

Aunque en otras partes del mundo existen dispositivos de este estilo, su adquisición se hace bastante difícil por los altos costos
para las personas (sobre 10 mil dólares, más de 7 millones de pesos chilenos) y falta de servicios técnicos, siendo el creado por estos investigadores penquistas, el único de su tipo en Chile.

SmartFES
SmartFES

Al respecto, Germany explica que en nuestro país la solución que se les da a los pacientes con este problema no es tan eficaz como se espera. “Lo que comúnmente se les entrega es una ortesis tobillo-pie (OTP) la que lo inmoviliza para que quede fijo. Esto no favorece el patrón de movimiento real, por lo tanto, no puedes recuperar, por ejemplo, conexiones nerviosas dañadas, no hay una similitud con lo que naturalmente el cuerpo hace; además no aporta mejoría en el consumo energético (la gente sigue cansada al caminar); y finalmente no preserva la masa muscular y la movilidad del paciente, porque al generar estimulación (como SmartFES), efectivamente tiendes a imitar esa condición natural«.

Los creadores de este dispositivo de asistencia quisieron abarcar dos puntos al momento de su elaboración: «Primero, intentar hacerlo más barato para que las personas pudieran tener la oportunidad de acceder con mayor facilidad, para ello hicieron la innovación de externalizar toda la configuración, como la parte de inteligencia, a un dispositivo móvil» detalla Germany; permitiendo a los profesionales a cargo de la terapia de cada paciente, configurarlo desde un celular, tablet o computador una vez descargada la aplicación, esto gracias a la conexión por bluetooth.

Y por otro lado “que sea simple de usar, para eso solo tiene un botón, de apagado/ encendido, entonces la persona que tiene que usarlo lo incorpora fácilmente en su uso diario», además de cargarse a través de un cable de smartphone, explica el gerente comercial de SmartFES.

¿Cómo funciona?
Recupera la función de elevar la punta del pie durante la marcha, aplicando pulsos eléctricos controlados al nervio encargado de realizar el movimiento. Mediante un sensor de presión ubicado bajo el talón del pie dentro del calzado, la unidad estimuladora detecta la fase de la marcha y mediante un algoritmo genera los pulsos de estimulación en el momento adecuado, lo que permite a la persona mejorar su marcha. Los pulsos de estimulación se aplican de forma superficial sobre el nervio peroneo común y músculo tibial anterior.

En Chile y el mundo

Benjamín declara que se encuentran en etapa de internacionalización, gestionando todo para recibir las certificaciones europeas y así ingresar a mercados como Argentina, Perú, Colombia, entre otros.

En tanto a nivel nacional, SmartFES ya se está comercializando en la región del Biobío y otras partes de Chile, con el objetivo de estar insertos, tanto a nivel privado como público.

«Hemos trabajado con una serie de instituciones, en particular en Biobío con la Dirección de Administración de Salud (DAS), durante 6 meses estuvimos con ellos en la implementación de este dispositivo en cada uno de los distintos Cesfam a donde se derivan pacientes con secuelas; y de hecho hoy los distintos cesfam de la red tiene incorporado el SmartFES, los profesionales están capacitados dentro de estos establecimientos para usarlo», explica Germany. Ya una vez evaluados los pacientes en los centros asistenciales, se les da el nexo con los responsables del dispositivo para su posterior compra.

Finalmente, Benjamín declara que, aunque desean llevar el equipo hacia el extranjero, una de las principales metas es poder implementarlo a nivel nacional. «Lo que nosotros queremos es que el mercado chileno sea efectivamente un apoyo para el emprendimiento local, para poder incorporarlo no solo en el sistema privado, sino en el público, especialmente ahí donde están los pacientes más vulnerables, donde llega la gente que más lo necesita. Ojalá entrar a las ayudas técnicas del Senadis, para nosotros es un objetivo que el sistema público pueda adquirir tecnología».

Para eso, Germany hace un llamado a todos los profesionales que quieran colaborar en la implementación de SmartFES a que tomen contacto con ellos a través de su página web, y así contribuir a que más pacientes puedan mejorar su calidad de vida gracias a este dispositivo 100% chileno.

Abrir chat
Powered by

Posted on: Nov 18, 2019

/* ------- Line Break Shortcode --------*/ function line_break_shortcode() { return '
'; } add_shortcode( 'br', 'line_break_shortcode' );