¿Qué es primero: emprender o innovar? Por Felipe Díaz Seguel - C Mas
Inicio / Columnas / ¿Qué es primero: emprender o innovar? Por Felipe Díaz Seguel

¿Qué es primero: emprender o innovar? Por Felipe Díaz Seguel

Crédito: Designed by Pressfoto / Freepik
Felipe Díaz Seguel. Docente de Innovación Facultad de Ingeniería y Tecnología USS ……………………………………………….
Felipe Díaz Seguel. Docente de Innovación Facultad de Ingeniería y Tecnología USS, Cofundador www.cmasapp.cl
……………………………………………….

Estas últimas semanas se ha escuchado en la TV, en charlas y en las universidades, muchas iniciativas para incorporar al emprendimiento como actividad principal o sello, para el apoyo a Pymes y a jóvenes. También se destaca que desde ahí se deben generar innovaciones en todos los ámbitos.

La duda es esa, qué es primero: posicionar el emprendimiento para generar innovaciones? O lograr tener un portafolio de proyectos de innovación para generar polos comerciales de emprendimiento?

Según muchos autores desde el siglo pasado y la misma RAE, reconocen al emprendedor como una persona que ejecuta innovaciones, es decir, no podríamos identificar a las personas que realizan actividades comerciales, industriales y negocios familiares como emprendedores, ya que para que lo sean, primero obligatoriamente deben ser creadores, desarrolladores  o productores de innovaciones.

Según lo anterior y entendiendo la innovación como requisito único para convertirse en emprendedor, dejaría fuera de este popular concepto de emprender a casi todo lo que le decimos emprendimiento o emprendedores. Sin embargo, ese un problema de lenguaje o de comunicación en el uso de la palabra y no es un gran problema.

La duda es esa, qué es primero: posicionar el emprendimiento para generar innovaciones? O lograr tener un portafolio de proyectos de innovación para generar polos comerciales de emprendimiento?

El problema es cuando enfocamos los esfuerzos en generar ecosistemas de emprendimiento o polos de emprendimiento o transferir conocimientos a estudiantes en emprendimiento, obviando la transferencia básica y obligatoria de la herramienta innovación como ingrediente principal de la receta de un emprendedor.

Si logramos ponernos de acuerdo, en que la innovación es lo primero y es el fin último del emprendimiento, deberíamos hacer cosas para aplicar eso. Cosas como centros de creación, sellos universitarios exclusivos en innovación, campañas comunicacionales de empresa llamando a innovar y no a emprender, ya que si no ha innovado antes no podría emprender.

En fin de cuentas, casi todo lo que dije antes se hace, pero debemos cambiar el paradigma de los emprendedores como comerciantes, o como personas esforzadas o como gente solo creativa. Tenemos que entender que para lograr más emprendimiento, primero debemos tener más innovadores.

Es muy simple, para tener más venta de puré, es obligatorio aumentar la producción de papas. En este caso, es lo mismo para aumentar el número de emprendedores, debemos generar las condiciones para tener más innovadores primero.

Abrir chat
Powered by