Liderarse frente al desempleo y cesantía: 6 Pasos Clave, por Gabriel Lama - C Mas
Inicio / Columnas / Liderarse frente al desempleo y cesantía: 6 Pasos Clave, por Gabriel Lama
8 octubre, 2020

Liderarse frente al desempleo y cesantía: 6 Pasos Clave, por Gabriel Lama

Las cifras son elocuentes al momento de mostrar los efectos de la actual crisis económica. Con una tasa de desempleo del 14,1%, y un 23,9% de “desalentados” en el Gran Santiago, se marca una caída histórica en los últimos 38 años en el espectro laboral. Es una nueva realidad a la cual nos debemos enfrentar, donde sin duda alguna los principales afectados son aquellos que han recibido noticias de desvinculación desde sus empresas o en que sus proyectos como emprendedores no lograron mantener las condiciones necesarias para seguir adelante.

Para realizar un mapeo de recomendaciones para enfrentar este escenario complejo, desde lo humano e integral, propongo 6 puntos importantes a considerar:

1. Mantenerse optimista

Muchas veces lo que pensamos que es el final de una cosa, no es sino el principio de otra, y justamente en eso se basa el primer paso que se debe dar al momento de enfrentar esta difícil realidad. Agregarle algo de optimismo a nuestra mentalidad. Esto no tan solo para sentirnos con una mayor energía para enfrentar el desafío, sino que también para evitar el estrés que nos puede generar dicha situación.

Según estudios de la Clínica Mayo, “el pensamiento positivo que viene usualmente con el optimismo es una parte esencial en el efectivo manejo del estrés.” Dado que el buscar un nuevo trabajo, proyecto u otra fuente de ingresos nos sacará de nuestra habitualidad y zona de confort, el estrés acompaña de manera natural este cambio, y por eso es el primer desafío al cual debemos darle la debida atención para poder superarlo.

2. Fortalecerse física y mentalmente

Lo más importante frente a lo anterior será cuidar el funcionamiento básico de nuestro organismo a través de la sigla ADN: Actividad física, Descanso y Nutrición. ¿Y por qué esto es lo más importante? Porque sin salud no podremos trabajar y tampoco hacernos cargo de quienes dependen de nosotros. Esto es como la cabina de un avión en situación de emergencia, donde la norma es tácita en indicar que el primero en ponerse la máscara debes ser tú, independiente de las personas que estén a tu cargo, incluyendo a tus hijos pequeños.

Además de lo anterior, cada vez que alguien asiste a una entrevista de trabajo o a buscar inversionistas para un proyecto, diversos estudios relacionan el éxito en dichas instancias con la presencia corporal, la cual refleja si las persona es físicamente activa y si tiene energía, entusiasmo y disposición.

3. Planificar desde el autoconocimiento

Luego de los dos pasos anteriores que son desarrollar una mentalidad optimista y asegurar el cuidado personal (salud), debemos identificar nuestras fortalezas y oportunidades, sin dejar de tener presente nuestras debilidades y amenazas para que, con esa información, podamos prepararnos mejor y armar la planificación adecuada a seguir para alcanzar nuestra meta, apalancándonos siempre de nuestras fortalezas.

4. Trabajar las redes de contacto

En esta planificación no podemos dejar de incluir nuestra actual red de contactos, los 50 más directos y cercanos que tengamos que nos puedan ayudar con ideas, posibilidades y que se relacionen con lo que estamos buscando. A veces probar algo distinto puede valer la pena y generar resultados muy positivos. Las redes de contacto son un recurso de gran valor, más allá de lo concreto que se pueda obtener como cerrar un negocio, es el puente que nos llevará a otros públicos, desafíos diferentes y a nuevas oportunidades.

5. Considerar el sentido de urgencia

En el día a día, deberemos enfocarnos en avanzar con velocidad (sentido de urgencia), foco y claridad, con confianza y resiliencia, entendiendo que pese a las caídas o derrotas que podamos vivir en el camino, estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para cambiar nuestra realidad, no dejando para mañana lo que podamos hacer hoy. Y esa es la más pura esencia del liderazgo.

6. Análisis y ajuste económico

Por último, como no sabemos exactamente el tiempo que podamos estar en la compleja situación de cesantía, hacer un análisis económico personal, considerando otros ingresos que podamos generar. Por ejemplo, vendiendo algo que no es de gran necesidad actual o por donde también podamos ahorrar, a veces recortando en algunos disfrutes y hacerlos menos recurrentes, o algo tan simple como una versión más simple del TV Cable o cambiar de proveedor para alcanzar un costo más bajo. En definitiva, todo suma y de uno en uno, llegamos a cien.

Estas seis recomendaciones demandan cambios personales, sustentados en acciones concretas y es ahí donde entra el liderazgo en su máxima expresión. ¿Listo para liderarte?

Gabriel Lama, Gerente General TGLI Leadership Consulting y Coach de Alto Rendimiento Ejecutivo

Posted on: Oct 08, 2020

/* ------- Line Break Shortcode --------*/ function line_break_shortcode() { return '
'; } add_shortcode( 'br', 'line_break_shortcode' );